martes, 8 de abril de 2008

el inicio de algo nuevo


Si las cosas salen tan lentas como mis esfuerzos en el blog, lo llevo claro. Las matemáticas no es lo mío, me guío por el olfato y el gusto por todo aquello en lo que creo. Creo en Hummingbird, el lado lúdico de un nuevo proyecto. Soy colibrí, me gusta la moda y vivo no para ella pero de ella, nuestra relación amoroso-económica dura ya muchos años y no me imagino la vida sin ella. He tenido muchas ganas de tirarlo todo por la borda, de mandar clientas a la porra, mandar a hacienda aún más lejos y yo suelo mirar a lo lejos y lo vi, en sueños. Vi lo que tantas personas que se dedican a lo mío necesitan y vi que iba a gustar mis clientas a las que JAMAS he mandado a la porra, ni siquiera a la más tacaña, palabra. Es algo nuevo, muy bien hecho y por eso también va lento. No son colecciones de pasarela, no son modelos imponibles, es que yo no diseño, pero sí sé que queremos a pie de calle y sí sé que las afamadas marcas no lo han presentado y sí sé que todas lo vemos y no sabemos de dónde lo han sacado. Pues lo sacaré yo. No sé si después de este discurso visionario a lo howard hughes pero en versión middle-class se me vetará la entrada a todo blog que se precie. Por favor no lo hagáis, me veré obligada a hacer un nuevo blog y esto sí que es muuuuuuuuuuuuuuuyyy complicado. Quería poner una canción, pues la muy rebelde no quiere subir o bajar o como se diga desde un archivo que casi ni encuentro en mi portátil. Será para la próxima. Me voy a dormir, hasta que no vuelva loca a las futuras compradoras con mis it items, esta currante necesita unas horas de sueño para tener más y más visiones clarificadoras. Espero que no vengan todas juntas con una necesidad de a blog por idea. No soy howard hughes, necesito dormir, es decir, nunca seré millonaria. bona nit. pio pio.




 
template by suckmylolly.com