lunes, 8 de marzo de 2010

LANVIN Y LA LUNA



se pierden los sentidos como quien pierde el norte. todo gira en torno a algo, giramos en torno a nuestra propia red de encantos y de enamoramientos, de rutinas y de obligaciones, del sentido que da el dar vueltas y girar en el orden que se espera de tí.



porque se espera mucho de uno mismo, mientras uno mismo mejor no espere nada.  quizás un día, un meteorito fugaz golpee tus sentidos para recordate que la vida es mucho más que dar vueltas y vueltas en la misma noria.



es tonto sin embargo soñar. soñar que vas por otras vías, lejos de esa láctea que tanto echas de menos porque asusta alejarse centímetros de ella -años luz de aquello que aspirabas.


maestra en tus rutinas. como si creyeras que nada ha cambiado, cuando quien ha cambiado eres tú.




recupera la luna. cuando caiga la noche háblale cara a cara que como buena madre, ella escucha y sonríe a sabiendas que son tus pequeños sueños entrecortados quienes se confiesan en susurros. y cuando toque diana el día, deja de volar dando cículos concéntricos. coge esa paella cotidiana y enciende un fuego.



que la coctelera de tus rutinas te hagan reaccionar, dejando espuma en la orilla



de tu presente anclado; nuevo compañero de dudas y fomento de tus alegrías.


***

*

 
template by suckmylolly.com