miércoles, 21 de julio de 2010

DE BIKINIS




suelo dejar la compra de estos triangulos de tela para al final y cada verano puedo elegir entre una gama que va desde desde las tallas que nunca son la mía a anticuallas varias; eso sí, con grandes descuentos.

hacerse con unos cuantos bikinis es complicado si no se compran en cuanto llegan a las tiendas. cuando eso sucede ni me apetecen porque hace frío, y lo cierto es que no me hace especial ilusión pagar mucho por ellos.

soluciones pocas:

- optar por playa nudista
- optar por unos DIY
- pedir a gritos dónde conseguir alguno

no soy muy de bañadores, aunque reconozco que en piscina cubierta un bañador de natación, gorro, gafas y albornoz te hacen sentir la mar de deportista.



*

 
template by suckmylolly.com