martes, 26 de octubre de 2010

OTOÑO A TODO COLOR



no es lo mismo verlo en imágenes que vivirlo desde las ocho de la mañana en la calle.

Las tendencias -tan apetecibles ellas- no se adaptan como en las películas, editos, backstages y compañía. El abrigo tapa toda la pasión que hemos depositado en vestir su interior y se necesitan diversas formas de abrigo para sentir que realmente hemos cambiado de atuendo entre ayer y hoy. Cambiar el interior de un bolso puede llevar unos veinte minutos -por aquello de que el bolso es un complemento- y si a eso le sumamos el tiempo necesario para armonizar incluso unos calcetines 'fuera borda', se necesitan unas dos horas entre 'pienso' y 'ejecución'.

Y esta temperatura tan esquizo... y las tardes que serán noches en nada... Necesito ir de compras con una amiga -o amigo; y no pensar en la utilidad de las prendas, tan sólo en que son bonitas y en lo bonitas que estamos al estrenarlas.

No pensar que es otoño, ésa es la gracia.



* 



    

 
template by suckmylolly.com