domingo, 8 de abril de 2012

Por amor al arte

Michelle Morgan, Ernst Bachrach.


Hacer de un hobby un oficio. Y pasar horas tras él, en él y por él. Pasearlo por las calles del despacho y como quien vive gracias a de ello.

Extraigo del armario otra pieza -no es el ropero de diario, ése dejó de interesar al más pintado. Acaricio una etiqueta, bordada en seda. Recuerdo perfectamente cuando me hice con ella. 

Hay que hacer espacio y recoger los croissants revenidos de la temporada pasada. Considero el posible valor como meros 'tejidos' antes de desterrarlos al olvido dentro de una caja sin papel de seda, sin apenas doblar siquiera. Irán a parar donde allí donde por obra y gracia del reciclaje se conviertan en moneda de intercambio.

He sacado brillo y lustre a una polvera de los años veinte, con pies de baquelita y borla color rosa de Francia. Quizá sea una ceremonia de despedida; jamás imaginé que algún día querría despendrenderme de ella.

 
template by suckmylolly.com