viernes, 18 de octubre de 2013

Escarlata Majara


Por fin he roto un plato, uno de porcelana.


Enfrento las cosas de cara -o por la espalda.


Saco partido a mis cartas.


A Dios pongo por testigo que no me sacarán de mi terreno.


Y sé dar en el blanco, si no es a mucha distancia.



*


domingo, 6 de octubre de 2013

Artista Puntual

Madonna - Herb Ritts


Todos recordamos la pregunta que le hicieron a Billy Wilder en relación a la paciencia que demostraba con la impuntualidad de Marilyn Monroe. Respondió algo similar a que su madre era muy puntual pero que claro, su madre no era Marilyn Monroe. 
El sábado tenía una cita en mi nueva -y flamante- Galería de Arte. Me gusta llegar con tiempo de sobras para dejar todo listo y crear el ambiente agradable que los artistas necesitan para sentirse 'en casa'. Cogí el metro, pagué mi ticket por supuesto que una no está acostumbrada a colarse en los sitios ni transportes públicos. En mi ciudad debes marcar el ticket tanto al entrar como al salir. La cuestión es que a la hora de salir, las puertas no se abrían y por supuesto siendo sábado, no había ningún revisor ni personal del servicio de transporte público. LLegaba ya algo más tarde del tiempo que me tengo estipulado. Otros pasajeros tampoco podían salir de la estación, y sentí que toda la situación era de lo más mediopensionista y sobretodo muy poco artística. Harta, apoyé el pesado maxibolso en el control de tickets estropeado para subir la pierna derecha, alzar mi cuerpo serrano como una pantera, pasar la pierna izquierda por encima de las puertas anticoladoresnopagadoresdemetro, recoger con la mano derecha el überbolso y pasar al otro lado de la frontera. Escuché una señora -no mucho más mayor que servidora- que replicaba: 'Ah claro! Pero yo no soy tan ágil!'. Por un segundo pensé en las cámaras de seguridad, filmando la proeza gimnástica y que mis facciones quedarían entonces registradas para la posteridad. Pensé en que hacía mucho tiempo que no utilizo el fotomatón del metro para hacer muecas y reír con el resultado... Pensé en que estoy harta de pagar tickets de metros calurosos y abarrotados, corriendo siempre, no tener mi propio medio de transporte - quizá un buen coche, aún mejor con chófer... , harta de tener que ser siempre puntual. ¿En qué momento dejé de perder el tiempo en mí para correr por otros? Los artistas hoy en día son puntuales. Son verdaderos profesionales. El arte por el arte de la venta. Algunos quizá sean impuntuales, pero no en su trabajo. Allí están como el 'pepo'. A su hora. Pero claro, cuando llegan a los cuarenta -por decir una edad- muchos dicen: Soy actor, pero trabajo de camarero.

Que me pillen los cuarenta, los cincuenta y muchos más. Pero que me cojan colándome en el metro, saltando reglas para hacerlas mías. Artista, camarera, galerista, oficinista... qué más da! Corriendo sí. Pero como una diva más. 


*



 
template by suckmylolly.com