sábado, 14 de abril de 2018

CHASE THE SUN











Un sábado de tantos otros con música viejuna. Como madre con su zapatilla en pie de guerra. De haberlo sabido -porque nadie nos avisó lo suficiente- habríamos dado más palizas e incluso algún que otro roce con 'la ley'. 

Éramos felices -só incautos- el dinero entraba fluido y sin trabas ni faltas. Para nosotros no significaba más que moneda de cambio natural: conciertos, ropa bellísima, viajes exóticos, negocios atractivos, aventura. Y el dinero como tal, no tenía mayor atractivo más que algo parecido a un trueque, mero papel a cambio de 'cosas'. 

Hemos -o he sido- tan idiotas. Para jugar en el Casino un punto descabellado es necesario, tanto como el glamour permita. Pero en el póker se ha de ser algo más experto. He memorizado 'Rounders', probablemente sea ya demasiado tarde pero al menos que me sirva de lección. Mientras algunos lloran a nuestra costa en Suiza, estamos quienes hemos pagado esas lágrimas de cocodrilo sin nada a cambio.¿Dónde está nuestro cacho, mamandurrias? Y lo que es peor: van tan mal vestidos... Ni rastro de quienes - tontazos del culo- hemos dejado nuestra cartera por un bien mayor que visto como visten, nos dejan a la altura del felpudo que merecemos:
'sea cual sea tu destino, viste con buen tino'

En ocasiones me pongo 'Moby' y lloro. De veras, lloro!
Allá por los 90's no tenía ni idea de que otros tenían planes a más largo plazo para reventar nuestra Barcelona, destino mundial de una España que para muchos millones sigue siendo la 'Madre Patria'. 

Aquí ya no cabe nadie salvo unos pocos a sueldo de una secta que, como tontos útiles les hemos ido cavando una fosa común: la nuestra.

 
template by suckmylolly.com