sábado, 14 de abril de 2018

CHASE THE SUN











Un sábado de tantos otros con música viejuna. Como madre con su zapatilla en pie de guerra. De haberlo sabido -porque nadie nos avisó lo suficiente- habríamos dado más palizas e incluso algún que otro roce con 'la ley'. 

Éramos felices -só incautos- el dinero entraba fluido y sin trabas ni faltas. Para nosotros no significaba más que moneda de cambio natural: conciertos, ropa bellísima, viajes exóticos, negocios atractivos, aventura. Y el dinero como tal, no tenía mayor atractivo más que algo parecido a un trueque, mero papel a cambio de 'cosas'. 

Hemos -o he sido- tan idiotas. Para jugar en el Casino un punto descabellado es necesario, tanto como el glamour permita. Pero en el póker se ha de ser algo más experto. He memorizado 'Rounders', probablemente sea ya demasiado tarde pero al menos que me sirva de lección. Mientras algunos lloran a nuestra costa en Suiza, estamos quienes hemos pagado esas lágrimas de cocodrilo sin nada a cambio.¿Dónde está nuestro cacho, mamandurrias? Y lo que es peor: van tan mal vestidos... Ni rastro de quienes - tontazos del culo- hemos dejado nuestra cartera por un bien mayor que visto como visten, nos dejan a la altura del felpudo que merecemos:
'sea cual sea tu destino, viste con buen tino'

En ocasiones me pongo 'Moby' y lloro. De veras, lloro!
Allá por los 90's no tenía ni idea de que otros tenían planes a más largo plazo para reventar nuestra Barcelona, destino mundial de una España que para muchos millones sigue siendo la 'Madre Patria'. 

Aquí ya no cabe nadie salvo unos pocos a sueldo de una secta que, como tontos útiles les hemos ido cavando una fosa común: la nuestra.

viernes, 9 de marzo de 2018

El invierno ruso de Chanel





No estoy hecha para el frío, por mediterránea, porque soy de playa, del sol del gazpacho y las largas tardes para noches cálidas. 



Hace años una aspirante a bailarina amiga mía le detectaron algo en los cartílagos que la alejó de los escenarios y de la posibilidad de ser la Primera en la compañía de danza. Ese día colgó las zapatillas y me dijo que nunca más iba a ver ni una sola obra de ballet. Descolgó todas sus fotos y las de los bailarines que la precedieron. Se dijo: se acabó, y no quiero saber nada más de todo ésto.

Algo parecido pasa conmigo. Cuando ya no pinchas ni cortas un pedazo de tela que tenga cuerpo, caída y lujuria y claro que no está al alcance de cualquiera! Como no lo es llegar a ser Prima Ballerina. Sigues vistiéndote por los pies o por la cabeza y continúas -haciendo ver que no pasa nada, que es tan bonito ese jersey de Zara como uno de mercadillo. Porque tienes escuela, tienes lo que hay que tener algunos le llaman estilo otros -qué más da si ni siquiera se acuerdan ya de uno o quiénes son para decir nada?

Al menos a mi me queda el placer de las letras, algunas dudosas, algunas irrelevantes pero son las mías a mi sí me gustan. Y no tengo que abandonar nada porque me prefiero y de lejos a la mayoría de las cosas que se publican y que se les hace una ola. Tsunami que les haría yo -en parte por envidia porque se las publican y poco más... Leo la mayor parte que llega a mis manos en diagonal. No me gusta ni me interesa y me parece de una chatura que me deprime. Me deprime el gusto por lo mediocre. Como me deprime un chiste malo. Como me deprimen tantas otras cosas.

Podría vivir en el invierno recreado por Chanel. Un paseo por el bosque onírico de brocados, viejas películas, años 80s, plumas, lujo contenido y la vez excesivo. Como la contradicción que supone una bisutería fuera del alcance de las joyerías. Sin concesiones esta vez a nadie salvo al frío invierno de la Rusia que refinada, pasea por el centro de Barcelona. Y que no compra en Zara. 

Ha sido reconfortante viajar en los escasos minutos que dura este paseo por bosques sin hojas ya que están todas destinadas a dar abrigo, color y belleza a las nuevas y verdaderas ninfas coronadas sí por un delicioso destino. Podría vivir en este invierno que viene muy del norte, de cuando fuimos reinas. 


- todas las imágenes pertenecen a chanel.com- 

lunes, 26 de febrero de 2018

ALGO NUEVO, ALGO VIEJO, ALGO PRESTADO, ALGO AZUL Y ALGO SALVAJE



Ante todo salvaje.

Tanto blandiblub entre los herederos de la LOGSE me ponen enferma. O monto un grupo hardcorecutre que se llame 'Víctimas de la Logse' o reviento. Resulta que estos blandiblubs de la vida ya no nos dejan hacer ni un chiste, ocurrencia, 'acudit' sin que lluevan denuncias, se ofendan como nenazas de escuelas de Primaria y ante todo cual iletrados que son, se erijan en el Pensamiento Único Universal de la Chuminez. Porque son unos chuminos de cuidado. Y los padecemos, callados quizá no tanto, pero cuentan con el beneplácito de los blandiblubs que están al mando de todo este cotarro bienpensante.

Si vives en Barcelona, que por cierto esta señora les gana en décadas, en historia familiar y en cultura -sí, porque los blandiblubs leen poco, apenas unos twits y cuatro siglas, te dan ganas de darles con un saco de cojinetes por la espalda, en un callejón oscuro donde no hayan cámaras, ni testigos. Porque lo están pidiendo a gritos. Quieren la absoluta libertad con la que nos hemos movido los salvajes y libres de antaño, los verdaderos libertarios. Sí... que sí, que nos reímos hasta del abuelo con el respiradero y de su silla de ruedas, del cortito, de la fea, del gafotas, del torpe, de su madre, de la mía y de la tuya. 

Teníamos un aproximado de entre 2.000 ptas. y 5.000. Bares 'qué lugares tan gratos para conversar, no hay como el calor del amor en un bar'. Y a quien le molestara tanto el humo creo que hacía de su capa un sayo porque la diversión estaba asegurada.

Teníamos mil y un trabajos. Sin saber hacer la O con un canuto. Azafatas sí pero mil cosas más. Estudiábamos - incluso hasta leíamos cosas que no entraban en el temario por puro placer. Nos hinchábamos a comprar y grabar discos. Los conciertos todos. ¿Habéis leído las putas letras de cuando las canciones se vendían en pesetas? Vale la pena hacer una comparativa.

Comprábamos ropa -Zara estaba al caer, y fué bien recibida. Los súpers y los colmados del barrio eran de aquellos quienes nos vieron crecer y sí: nos dejaban con 10 años llevar el pan, el vino y el tabaco para nuestros padres. Los críos hacíamos muchos recados. No éramos flores de invernadero, porque de negar la orden caía una zapatilla y sin traumas ni dramas. 

Compartir piso, alquilarlo e incluso comprar uno estaba al alcance de cualquiera. Viajar y sin mochilas quechua, también. 

No sé qué mundimierda hemos dejado -algo habremos hecho mal, no sólo va a ser el hecho de fumar tabaco. Pero no somos los responsables de estas vidas zombies, cuasi primitivas y sin sentido del humor ni del honor ante cualquier mamarracherío en forma de consigna que les digan desde arriba. Jauría convertida en animales de granja que ni Orwell porque no se rebela ante nada que no haya sido superado y con creces por nuestros mayores.

Puestos a casarme - qué medicación les falta para casarse con ellos mismos o con los pobres árboles.. es que eso ni es punk; es puritita mierda que os han vendido nueva era. Me comprometo cada día con algo salvaje, cuasi irredento y sin faltar al Bello Occidente. Porque para morir en vida más vale estar muerto. Muchos hoy en día eligen la muerte en vida pero ay, no es lo mismo. Eso es peor que la muerte.




martes, 2 de enero de 2018

ADESTE FIDELES




Las ciudades grandes han de dar ejemplo. Como padres que han de dar ejemplo a sus hijos -que tanto nos quejamos de lo muy odiosos que son algunos muchos. Pues lo mismo.
 Más respeto a las tradiciones de la cultura que las han hecho GRANDES porque 'ancha es Castilla' y las ciudades quedarán vacías de todo lo único por lo que vale la pena vivir en ellas.

Nuestros niños merecen un respeto. Cabalgata de Reyes y Belenes como Dios Manda. Menos bromas diabólicas que no está el patio de butacas - que somos quienes pagamos- para delirios subvencionados. No con nuestra Navidad. No con nuestras tradiciones. Porque nos largamos, si no les echamos antes,
 que también.

lunes, 18 de diciembre de 2017

HACER DIETA, DICEN



A dieta de qué. De semillas de chía? Sin Jamón?
De qué dieta me estás hablando. Pasará la vida para ti casi antes que para mi y sin degustar los placeres plebeyos del delicioso junk food o un cochinillo del Asador de Aranda. Déjate de estas comidas DE COCO. Come, bebe, fuma, folla.. nada engorda si adelgaza tu cartera.
Cuida sí de engordar tu cuenta bancaria.
Es la única cosa en la Tierra que mirará por ti si tu lo haces por ella.
A dieta se pongan ellos. 
Se comen el Mediterráneo entero y cuando menos te lo esperes te dirán que ya eres muy vieja para volver a empezar.
Cómete todo lo que se cruce en tu camino y que te guste. Porque si no lo haces tú lo harán otros por ti. Y no te gustará -porque llegará ese momento- en el que te llamarán gorda... vieja.
Come
Folla
Engorda tu cartera.
No hay viejas ni gordas donde haya una billetera bien rellena.

*

 
template by suckmylolly.com