lunes, 13 de mayo de 2019

Y BRILLABAN LAS ESTRELLAS



Resulta que viene el técnico de la caldera rota -por vieja y obsoleta cosa que al dueño no le preocupa ya que aquí, en Manderley se paga rigurosamente y se exige poco o nada. El señor cobra -previas movidas y eternas gestiones unos 117 euros. Tan sólo por 'verla'. Presupuesto de arreglo: unos 700. Caldera nueva: unos 1300. 

Hasta aquí todo normal en un mundo normal, donde cada uno cumple con las de la ley. Derechos y obligaciones a partes iguales. No tengo derechos a pesar de cumplir con cada una de mis obligaciones que, tras muchos años de hacer el iluso por la vida: votar, pagar impuestos.. inculcar valores (¿los ajenos?) a la prole, cumplir y respetar la ley. Estudiar, formarte... - que reconzcámoslo, no es tan divertido, estudiar aburre mortalmente pero tener un criterio cuesta, como la fama que decía la afamada serie de los 80's. 

A lo que iba, viene este señor que en 10 minutos levanta los euros que una tan leída, musicada, tan formada, tan TONTA.. no consigue levantar ni con una venta tras una semana de duros tira y afloja con supuestos 'clientes', no puedo evitar pensar:

- ¿en qué me he equivocado?
- ¿perdí mi tiempo en descubrir mundos variopintos llenos de gloria?
- ¿debí quizá hacer una FP (formación profesional previa a la LOGSE)?
- ¿dónde cotiza mi curriculum vitae?
- ¿qué le recomiendo a mis hijos?

Así hasta el infinito... No tengo una respuesta prosaica, mollar, que me quite de esta bajona social en la que me remuevo cual serpiente que no ha sabido adaptarse a la evolución.

Sólo sé que este señor se ha llevado en 10 minutos lo que yo necesito horas y horas de negociación para llegar a una buena transacción.

Cuando me siento al borde de una de mis terrazas miro al vacío -no muy lejano, tan sólo es un 4o. piso sin ascensor- recuerdo que el aria preferida de mi abuela era la que titula este post. Ella hubiese disfrutado del talento infinito del Sr. Kaufman, tal y como hago yo, que la disfruto en mi por ella. 



*

  












martes, 2 de abril de 2019

COMIDAS PRECIPITADAS





Tantas prisas para comer sin hambre. Las ideas también tienen hambre y como tales pasan por tres fases:


- hambre

- crujido de estómago

- producción


El repaso del chef experto al plato del novel es esencial en la producción. Si tarda demasiado, los productos elaborados se secan, 'se les pasa el arroz'. Y así es como los que elaboramos bajo la mirada distraída de un chef desinteresado, abandonamos el entusiasmo. 


A veces es mejor empezar por montar un pequeño bar y quien pase por allí deguste la novedad. No será de estrella michelín pero sin duda, si ofrecemos entusiasmo y pasión, el comensal al menos se lo pasará bien.






jueves, 7 de marzo de 2019

City of Stars











No he visto la peli. Tampoco es que me importe mucho pero lo más triste es que he tenido que descubrir esta magnífica canción gracias a un programa chusco de los que nos llenan ese vacío sobre las 22:00 hs. en la tv. abierta para la chusma -yo, entre otros muchos millones de personas.


La canción lo mola todo. Siempre he sido de Ryan Gosling, tiene dos joyas que me matan: la del psicópata donde se carga a Kirsten Dunst y otra donde es un esposo que da toda la pena, 'Blue Valentine'.


Y mientras escribo mis cosas reconozco otras voces y talentos,creo recordar que alguien dijo:



'olvídales, nadie recordará tu nombre'

Suelo escribir en libretas para que nadie las lea, al menos hasta que pueda componer las notas que declamen mi nombre. 




*




sábado, 14 de abril de 2018

CHASE THE SUN











Un sábado de tantos otros con música viejuna. Como madre con su zapatilla en pie de guerra. De haberlo sabido -porque nadie nos avisó lo suficiente- habríamos dado más palizas e incluso algún que otro roce con 'la ley'. 

Éramos felices -só incautos- el dinero entraba fluido y sin trabas ni faltas. Para nosotros no significaba más que moneda de cambio natural: conciertos, ropa bellísima, viajes exóticos, negocios atractivos, aventura. Y el dinero como tal, no tenía mayor atractivo más que algo parecido a un trueque, mero papel a cambio de 'cosas'. 

Hemos -o he sido- tan idiotas. Para jugar en el Casino un punto descabellado es necesario, tanto como el glamour permita. Pero en el póker se ha de ser algo más experto. He memorizado 'Rounders', probablemente sea ya demasiado tarde pero al menos que me sirva de lección. Mientras algunos lloran a nuestra costa en Suiza, estamos quienes hemos pagado esas lágrimas de cocodrilo sin nada a cambio.¿Dónde está nuestro cacho, mamandurrias? Y lo que es peor: van tan mal vestidos... Ni rastro de quienes - tontazos del culo- hemos dejado nuestra cartera por un bien mayor que visto como visten, nos dejan a la altura del felpudo que merecemos:
'sea cual sea tu destino, viste con buen tino'

En ocasiones me pongo 'Moby' y lloro. De veras, lloro!
Allá por los 90's no tenía ni idea de que otros tenían planes a más largo plazo para reventar nuestra Barcelona, destino mundial de una España que para muchos millones sigue siendo la 'Madre Patria'. 

Aquí ya no cabe nadie salvo unos pocos a sueldo de una secta que, como tontos útiles les hemos ido cavando una fosa común: la nuestra.

viernes, 9 de marzo de 2018

El invierno ruso de Chanel





No estoy hecha para el frío, por mediterránea, porque soy de playa, del sol del gazpacho y las largas tardes para noches cálidas. 



Hace años una aspirante a bailarina amiga mía le detectaron algo en los cartílagos que la alejó de los escenarios y de la posibilidad de ser la Primera en la compañía de danza. Ese día colgó las zapatillas y me dijo que nunca más iba a ver ni una sola obra de ballet. Descolgó todas sus fotos y las de los bailarines que la precedieron. Se dijo: se acabó, y no quiero saber nada más de todo ésto.

Algo parecido pasa conmigo. Cuando ya no pinchas ni cortas un pedazo de tela que tenga cuerpo, caída y lujuria y claro que no está al alcance de cualquiera! Como no lo es llegar a ser Prima Ballerina. Sigues vistiéndote por los pies o por la cabeza y continúas -haciendo ver que no pasa nada, que es tan bonito ese jersey de Zara como uno de mercadillo. Porque tienes escuela, tienes lo que hay que tener algunos le llaman estilo otros -qué más da si ni siquiera se acuerdan ya de uno o quiénes son para decir nada?

Al menos a mi me queda el placer de las letras, algunas dudosas, algunas irrelevantes pero son las mías a mi sí me gustan. Y no tengo que abandonar nada porque me prefiero y de lejos a la mayoría de las cosas que se publican y que se les hace una ola. Tsunami que les haría yo -en parte por envidia porque se las publican y poco más... Leo la mayor parte que llega a mis manos en diagonal. No me gusta ni me interesa y me parece de una chatura que me deprime. Me deprime el gusto por lo mediocre. Como me deprime un chiste malo. Como me deprimen tantas otras cosas.

Podría vivir en el invierno recreado por Chanel. Un paseo por el bosque onírico de brocados, viejas películas, años 80s, plumas, lujo contenido y la vez excesivo. Como la contradicción que supone una bisutería fuera del alcance de las joyerías. Sin concesiones esta vez a nadie salvo al frío invierno de la Rusia que refinada, pasea por el centro de Barcelona. Y que no compra en Zara. 

Ha sido reconfortante viajar en los escasos minutos que dura este paseo por bosques sin hojas ya que están todas destinadas a dar abrigo, color y belleza a las nuevas y verdaderas ninfas coronadas sí por un delicioso destino. Podría vivir en este invierno que viene muy del norte, de cuando fuimos reinas. 


- todas las imágenes pertenecen a chanel.com- 

 
template by suckmylolly.com